¿Porque no consigo vender mi vivienda?

11/06/2020
E.P.V.

Descubre cuáles son los motivos por los que no consigues vender tu vivienda

 

A menudo nos encontramos con clientes que nos comentan que han intentado vender un inmueble por su cuenta, pero que no lo han conseguido. De hecho, muchos han hecho muchas visitas (¡muchísimas!), y ninguna le ha dado resultados. ¿Porque sucede esto? Vender una vivienda no es un proceso sencillo, y, de hecho, hay técnicas y normas para conseguir venderla con éxito, de forma rápida y a un precio adecuado. Muchas de estas técnicas y normas se basan en no cometer una serie de errores que muchos vendedores, desgraciadamente hacen. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Pues vamos a ello!

 

LOS ERRORES MÁS HABITUALES A LA HORA DE VENDER UNA VIVIENDA SON ...

 

ERROR Nº 1. Valorar el inmueble con un precio no realista

Muchos vendedores ponen el precio de venta de su vivienda guiándose por las emociones, los recuerdos, y la gran estima que le tienen al inmueble. Esto provoca una sobrevaloración del inmueble, y hace que los posibles compradores interesados, descarten ese inmueble por el alto precio de venta que tiene.

Para evitar hacer este error, lee el ERROR Nº 3.

 

ERROR Nº 2. Vivienda sucia y desordenada

La primera impresión es muy importante, sobre todo, con la venta de una vivienda. El posible comprador debe ser capaz de imaginarse viviendo en aquella vivienda, y por eso es muy importante cuidar la imagen que le presentamos. Si el comprador está visitando una vivienda llena de distracciones causadas por el desorden y la suciedad, descartará comprar la vivienda, ya que en vez de centrarse en imaginarse su vida allí, estará centrado en todo el desorden y la suciedad, sintiendo incomodidad y ganas de huir.

 

ERROR Nº 3. No hacer ninguna valoración profesional

Como hemos dicho anteriormente, para vender con éxito una vivienda es necesario seguir una serie de técnicas y normas. Sin embargo, la mejor forma de hacerlo es a través de un profesional. Lo primero que hará éste será realizar una valoración del inmueble, para informarte de su precio exacto, teniendo en cuenta la ubicación, estado, tipo de inmueble y otras características. Esta valoración es la que garantizará una venta rápida (las viviendas que se venden a precio de mercado, son las más rápidos de vender), y sin regateos.

 

ERROR Nº 4. Exceso de personalización

Imagina que vas a visitar una vivienda, y al entrar, ves muchas fotos familiares, vajillas antiguas por todas partes, pinturas barrocas y un papel pintado antiguo, demasiado "vintage" para tu gusto. ¿Verdad que aquella casa no te llamará la atención por sus posibilidades, sino por la extrema personalización, al gusto de su actual propietario? A menudo, la extrema personalización hace perder posibles compradores, ya que provoca que sea muy difícil imaginar una vida dentro de una vivienda que está actualmente adecuada a medida de otra persona.

 

ERROR Nº 5. Ceder la gestión de la venta a muchas inmobiliarias

Es uno de los errores más típicos y MÁS GRANDES que hacen los vendedores. Existe la falsa creencia de que, cuantas más inmobiliarias tengan a la venta un inmueble, más posibilidades hay de venderlo. ¡¡¡ERROR!!! Ceder la gestión de la venta a muchas inmobiliarias provoca una guerra de precios entre agencias: todas adaptan el precio del inmueble, bajándolo más que la anterior, para atraer antes al cliente, y asegurarse la venta. Esto provoca que los clientes se mareen buscando el mejor precio, y, cuando lo encuentran y hacen la compra, el vendedor gana mucho menos de lo previsto. Este error sólo beneficiará a la inmobiliaria vendedora, ya que será la única que habrá conseguido ganar lo que quería. Este error también provoca una mala imagen del vendedor, ya que los posibles compradores ven el anuncio de la misma vivienda con diferentes precios, y muchas veces, lo que les hace pensar es que el vendedor les quiere estafar.

 

ERROR Nº 6. Tapa del WC abierta

Puedes pensar: "¿quien deja la tapa del WC abierta cuando tiene una visita? Eso no lo hace nadie". Pues sí, esto pasa, y más a menudo de lo que crees. Encontrar la tapa del WC abierta da muy mala impresión a las visitas, y más, si el WC no está limpio, o no se ha tirado la cadena. Por lo tanto, ¡asegúrate de haber cerrado la tapa antes de recibir la visita!

 

ERROR Nº 7. No tener la documentación y los pagos relacionados con la vivienda al día

Antes de plantearte vender una vivienda, debes asegurarte de que tienes toda la documentación de ésta al día, y todos los pagos efectuados. Es muy desagradable estar haciendo una venta de una vivienda, y que el posible comprador encuentre en la nota simple que aquella vivienda tiene una carga económica encima, o peor aún, que aquella vivienda no está registrada (no es legal).

 

ERROR Nº 8. No hacer buenas fotos, o no poner fotos en los anuncios

Si cuelgas anuncios de la vivienda en portales inmobiliarios, asegúrate de que las fotos que los acompañan sean claras y nítidas, y se vean ordenadas. Recuerda: la primera impresión es la más importante, y más, si no la recibes presencialmente, sino por internet.

 

ERROR Nº 9. No buscar un profesional

El profesional inmobiliario es el único que te puede garantizar una venta segura, práctica, rápida y eficiente. Éste conoce todas las técnicas y normas para vender una vivienda, y sabe cuáles son todos los errores que no se pueden hacer, por lo que te asesorará en todo el proceso, realizará las visitas de la forma más correcta, y gestionará todos los trámites administrativos para formalizar la venta, por lo que tú sólo te tendrás que preocupar de poner a su disposición la vivienda (ordenada y limpia). Además, la contratación de un profesional implica que este te hará todo el trabajo de marketing (mucho más exhaustivo si dispone de la exclusiva de la vivienda), por lo que no será necesario que hagas nada por tu parte, en este sentido.

 

ERROR Nº 10. Intentar ocultar desperfectos estructurales o físicos de la vivienda

A la hora de vender una vivienda, es muy importante informar al comprador de todos los desperfectos que éste pueda tener, ya que es un factor determinante en el momento de cerrar una venta. Asimismo, cualquier desperfecto puede verse reflejado en el precio de la venta, por lo que, si ya lo tienes contemplado, es mucho más difícil que lo usen para rebajar el precio de la compra.

 

ERROR Nº 11. Ocultar o inventarse información

No es lo mismo un dúplex con 3 habitaciones, que un dúplex con 2 habitaciones y un agujero en la pared. Como tampoco es lo mismo, un piso con plaza de parking incluida, como un piso con plaza de parking incluida pero alquilada a un tercero. Es muy importante ofrecer la información de la vivienda correctamente: m2, nº de habitaciones, parking, jardín, etc. La honestidad es clave para cerrar una venta correctamente, y de una forma cordial y amigable.

 

ERROR Nº 12. Intentar hacer la venta sin tener experiencia, ni saber nada sobre venta

Es posible que intentes hacer tú la venta, y que en una de las visitas, los posibles compradores te hagan preguntas legales, administrativas, de gestión, etc. que no sepas contestar. Contar con los servicios de un profesional te hará quedar mucho mejor frente al posible comprador, y te garantiza una venta rápida y eficiente, sin dolores de cabeza.

 

ERROR Nº 13. Poner un rótulo de venta en el exterior de la vivienda

Poner un rótulo en la fachada del inmueble que quieres vender conlleva una serie de problemas:

1. Atrae muchos curiosos, los cuales, a menudo no quieren comprar, sino sólo curiosear, y saber por qué precio vendes la vivienda, los motivos de la venta, etc.

2. Es un reclamo para los oKupas. Poner un rótulo en la vivienda les garantiza que es muy probable que allí no viva nadie, por lo que será una diana perfecta para oKuparla.

3. Estéticamente, genera muy mala imagen a las posibles visitas. Es mejor visitar una vivienda sin "interferencias" estridentes por medio.

 

ERROR Nº 14. No tener disponibilidad para recibir visitas

Vender una vivienda requiere tiempo y paciencia (y más, cuando no se cuenta con un profesional que te haga el trabajo). Por ello, es primordial que, cuando te pongas a ello, estés seguro que tienes tiempo para dedicarle, ya que si no es así, y mareas a los posibles compradores, te será muy difícil efectuar la venta en poco tiempo. Asimismo, a los compradores tampoco les gusta tener que adaptarse, por lo que será mucho más sencillo que estés dispuesto/a a adaptarte tú a ellos.

 

Como puedes ver, hay muchos factores que determinan cómo se desarrollará la venta de una vivienda, los cuales, pueden ser muy sencillos de seguir si se cuenta con un profesional.

Deja un contacto, y te por correo una guía muy visual con todos los errores QUE DEBES EVITAR, para que puedas revisarla cuando más lo necesitas!