¿Qué es el SATE o Sistema de Aislamiento Térmico Exterior?

03/06/2019

Te lo explicamos.

 

¿Qué es el SATE o Sistema de Aislamiento Térmico Exterior?

Cuando hablamos del SATE, nos referimos a uno de los elementos más característicos del sistema de aislamiento térmico exterior de un edificio. Colocado mediante la fijación mecánica o adhesiva en la cara exterior del edificio, y protegido por un revestimiento exterior, permite un ahorro sustancial de energía.

Es utilizado para la rehabilitación de edificios y para obras de nueva construcción, ya que el aislamiento de una fachada por el exterior frena la entrada de calor en verano y la pérdida de calor en invierno, consiguiendo así un ambiente saludable y confortable, a la vez que conseguimos un ahorro importante en calefacción y aire acondicionado.

Los SATE se clasifican en función de los materiales aislantes que se utilicen y también según el tipo de acabados. Es importante respetar la concepción del SATE como un sistema de fachadas integral, por lo que cada componente forma parte del conjunto.

Estos sistemas tienen sus orígenes en Suecia entorno el 1940, y durante los años 50 se extendió hacia Alemania y Suiza, siendo estos países principalmente centro europeos los que, necesitados de rehabilitar edificios envejecidos y con una gran escasez de suelo urbano, optaron por este sistema idóneo por su adaptación en edificios ya construidos.

 

¿Porque aislar con SATE?

Un SATE que incorpora un óptimo espesor de aislamiento garantiza disminuciones muy importantes de la energía disipada hacia el exterior, lo que supone una reducción del consumo de combustibles de entorno el 30%, consiguiendo un ahorro energético continuo y consistente.

Son varias las ventajas del sistema de aislamiento térmico exterior, y las principales son:

  • Eliminación de frentes de forjado, pilares y cajas de persiana.
  • Se reduce el riesgo de condensaciones.
  • Son impermeables al agua de la lluvia y permeables al vapor de agua.
  • Revalorizan el inmueble económicamente.
  • El espacio interior habitable de la vivienda no se ve reducido.
  • Reducción del consumo energético, por lo tanto, ahorro económico.

 

En bloc HABITATGE incorporamos este sistema, junto con otros elementos, a los proyectos más eficientes. 

Os mostramos el más reciente, una vivienda unifamiliar aislada construido en Caldes de Malavella, la cual dispondrá de una calificación energética A+.